Blogia
Tradición y Revolución

Sobre las reacciones ante la situación del Tíbet.

Sobre las reacciones ante la situación del Tíbet.

 

 Desde que en Marzo de este año se iniciaran en el Tíbet una serie de revueltas espontáneas contra la ocupación de este país por parte de China; estamos viendo como se extiende entre nuestra sociedad un generalizdo sentimiento "antichino". Se acusa a esta nación de opresora, violadora de los derechos humanos, antidemocrática...; pero no se menciona una sola palabra acerca de la causa que hace a China merecedora de todos estos calificativos: su condición de dictadura comunista.

 Continuamente estoy viendo en mi Universiad pancartas de apoyo al Tíbet, pero hasta esta mañana no había visto ninguna que me provocara ganas de reirme de quienes la han hecho. El motivo de esto no ha sido otro más que el de comprobar que dicho cartel estaba firmado por una organización de extrema izquierda formada por personajes que llevan en su pecho fotos del Che, hoces y martillos, las palabrotas "Soziedad alcoholica" y demás símbolos satánicos.

 De sobra es por todos conocido que las personas de extrema izquierda no paran de hablar de libertad, justicia, derechos humanos...; pero mucho menos conocido por la mayoría de la gente es que por causa de personas como éstas han muerto 1000000 de personas en el pasado siglo, y que entre estos millones de mártires una gran cantidad son los que han sido asesinados por China.

 ¿Por qué en los medios de comunicación se calla que cuando el Tíbet fue atacado el 7 de Octubre de 1950 por China, esta nación era ya una dictadura marxista? ¿Por qué no se hacen manifestaciones para denunciar el Lagoai, la red de campos de concentración chinos? ¿Por qué Sarcozy anuncia boicotear a esta dictadura mientras no respete los derechos de los lamas tibetanos pero no hace nada para liberar a la Iglesia Católica del "cesareopapismo" a la que está sometida? ¿Por qué nadie sabe que los machetes empleados por hutus y tutsis en la terrible guerra civil que asoló Uganda hace unas décadas fueron suministrados por China? ¿Por qué los demócratas permiten que en nuestrro país se vendan objetos "made in China", los cuales son fabricados, tal y como reveló el disidente Shizong Chen, por esclavos que trabajan 18 horas diarias? ¿Hasta cuando tenemos que permitir que los mayores asesinos de toda la historia de la humanidad, los rojos, sean tratados como paladines de la justicia y defensores de la libertad?

 Pues por desgracia, hasta que quienes somos verdaderos defensores de la Verdad alcancemos el poder y podamos librar a nuestros compatriotas del genocidio mental al que son sometios por parte de nuestro hipócrita Sistema.

 Y ya que estamos hablando de hipócritas e ignorantes, recordemos el comentario que hace una semana pronunció Juan José Ibarretxe comparando a las españolísimas Vascongadas con el Tíbet. Es normal que un sujeto que sigue la doctrina de un hombre, Sabino Arana, que aseguraba que los vascos son más puros que los pecadores "maketos" porque las mujeres de estos últimos bailan pegadas a los hombres en sus danzas regionales y las otras no; se permita el lujo de hacer tan inculta comparación.

 Tal y como se ha escrito anteriormente, Tíbet fue ocupado militarmente por China hace unas décadas. Por el contrario. las Vascongadas pertenecen a España dede que los vascones (procedentes del "Saltus Vasconum", en la actual Navarra) fueron empleados por Roma para acabar con los rebeldes cántabros que se resignaban a incorporarse en la unidad terrrtorial que se estaba forjando: la futura Hispania.

 Esto es, la misma España en nombre de la cual Sancho III se proclamo Rey durante el único momento de la historia en el cual Vasconia y Navarra ha formado una misma unidad política; y la misma nación a la cual Legazpi, Álvaro de Mendaña y Blas de Lezo sirvieron como marinos; o la misma España por cuya supervivencia se alzaron la mayoría los vascos durante las Guerras carlistas.

 Pero por desgracia, desde que nuestra Patria ha apostatado para entregarse a Satanás nuestra nación se ha transformado en un lugar donde las hordas del Príncipe de la mentira manipulan a la población, llegando su hipocresía hasta los extremos de "bendecir laicalmente" a dos de los mayores enemigos que ha tenido nuestra patria: el comunismo y el separatismo.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres